16 marzo 2010

La borda de Aragor y 2

Se describe la historia de la borda de Aragor en un reciente video como la "Crónica de una muerte anunciada", crónica desgraciadamente real y para nada asociada al realismo mágico de la novela de García Márquez. El tejado de la borda de Aragor se derrumba por el peso de la nieve en el invierno 2009-2010. Lo que aún queda de la borda se encuentra en un lugar idílico, protegido de los fríos vientos norteños por el macizo de Erroizpe y en orientación sur con el cordal de Otsabio y la sierra de Aralar como privilegiadas vistas.

El caserío tradicionalmente ha explotado la agricultura y ganadería de montaña apoyándose en este tipo de edificaciones llamadas bordas, construidas en pleno monte y cerca de los pastos. Son construcciones utilizadas como refugio del ganado de montaña, acopio de herramienta de trabajo, y accidentalmente como habitación transitoria para el pastor.

El caserío Aragor de Gaztelu tiene dos bordas, goikoa eta behekoa, la de arriba y la de abajo. La que se ha destruido este invierno es la borda de abajo. La borda de abajo de Aragor se encuentra a 625 m. de altura s.n.m. y a escasos 15 minutos andando desde la plaza de Gaztelu.

Antes que nada, debo afirmar rotundamente que el trabajo que realizan en estos montes los propietarios del caserío Aragor, es impagable, extraordinario, meritorio y muy, muy duro.

Las cuatro primeras fotos de este artículo están tomadas en septiembre del año 2006, con la borda en pie, reluciente en la pradera, los pinos recién plantados y el otoño espléndido oteando el horizonte. Las tres siguientes fotos en cambio, están sacadas en febrero de 2010, a un mes todavía de acabar un largo y duro invierno, la borda colapsada y en lo que era una pradera se observa perfectamente medrar la plantación de pino americano.

El motivo del colapso de la borda es evidente, y sólo con observar las fotos detalladamente se puede comprender fácilmente todo el proceso. El progresivo abandono de los pastos, de la actividad ganadera, el abandono del uso de la borda como habitación para el ganado y su mantenimiento, y en cambio el uso de estos terrenos para la plantación de pinos, provoca el colapso de la borda en sólo 5 años.

No es ésta la primera borda que cae, hay alguna más en ruinas en Gaztelumendi, tampoco será la última en caer, hay todavía muchas bordas en Gaztelumendi, algunas en claro peligro de colapso, y otras, las menos, eficientemente cuidadas y trabajadas, como por ejemplo la borda de Pagamutegi.


Desde hace algún tiempo tengo la intuición de que el futuro de Gaztelumendi podría estar asociado al uso que se le dé a estas edificaciones, y claro aquí topamos con la propiedad privada. Últimamente ha habido algún peligroso intento de asociar las bordas con el turismo rural, mi propuesta en cambio, ambiciosa, es asociarlas al desarrollo rural, y para ello es inevitable fomentar su uso en proyectos mancomunados y cooperativistas de desarrollo, enfín casi una utopía, un sueño de futuro a mano de quién primero se atreva a plantear actividades sin pensar en la naturaleza y su entorno SOLO como una actividad productiva en una sociedad de mercado hostil, bárbara y depredadoramente consumista. ¿Te atreves tú a soñar?

2 comentarios:

directorio guia dijo...

Nos ha gustado tu blog, nos gustaria que dieras de alta tu web en nuestro directorio de blogs www.directorioguia.es ; Saludos

Julio José González Chacín dijo...

Muy bueno el blog...mis felicitaciones....estaba buscando sobre el origen de la familia Aragor, me he encontrado con que mi antepasado mas remoto que he localizado de este apellido nació en Gaztelu en el año 1640 mas o menos...y falleció alli el 25 de noviembre de de 1684...se llamaba Martín Aragor Zorroviaga y estaba casado con María Zorroviaga Rementaritegui.

Mi pregunta es si tienes alguna información sobre el origen de esta familia....y te sabría agradecer si me lo puedes enviar a mi correo: juliogonzalezch@gmail.com

Gracias de antemano

Julio González Chacín
Caracas - Venezuela.