08 octubre 2010

El champiñón silvestre

Agaricus campester
Para el aficionado micólogo este mes de octubre es el más importante del año. El comentario general es que el viento sur reinante estos días en el país no es propicio para la salida de hongos, para el famoso "golpe setero" otoñal.

Lo más preocupante de estos días de viento sur sin duda es el extremo peligro de incendio forestal, que se podría agravar por quemas incontroladas, la abundancia de materia orgánica en el sotobosque, la sequedad del ambiente y los fuertes vientos.


Ejemplares jóvenes de A.campester
Pero si eres aficionado a la micología estos días son extraordinarios para ver en las praderas de Gaztelumendi el sabroso champiñón silvestre, Agaricus campester, Barren-gorri o Urdintxa en euskara.

Con respecto a esta especie se debe recordar que hay que evitar los ejemplares adultos que tengan las láminas casi negras, y que también es posible confundirlos con las amanitas blancas, la A.virosa y la A.verna.

Recuerda siempre el "principio de precaución", ante la mínima duda no la cojas, y NUNCA pises o rompas una seta que no vayas a recolectarla para comer, la Naturaleza te lo agradecerá.

1 comentario:

Raúl dijo...

Por mi zona hasta finales de octubre, principios de noviembre no hay muchas setas, aunque alguna ya va saliendo, eso sí necesitamos que llueva un poco porque sino...
Ojo, con algunos agaricus que también los hay tóxicos.
Saludos